14.1 C
Buenos Aires
miércoles 28 de octubre de 2020
Periodismo . com

George Lucas construye viviendas para pobres en una lujosa zona tras impedirle levantar un estudio

George Lucas creó un imperio cinematográfico en una lejana galaxia. Más cerca de su rancho, el director, productor, guionista de La guerra de las galaxias además de filántropo piensa construir una amplia urbanización de viviendas sociales destinadas a jubilados y personas de escasos recursos. Su ubicación: el norte de San Francisco, en el distrito de Marín County (EE UU), una de las zonas más caras del país y donde sus vecinos más pudientes ya frenaron el plan anterior de Lucas de ampliar su famoso estudio de postproducción. Como declaró a la prensa el supervisor del condado, Steve Kinsey, es fácil interpretar la decisión del millonario como una venganza contra los que no le dejaron construir el estudio que quería. “Y estoy seguro de que algunos vecinos lo verán así pero el resto nos lo tomamos como una contribución de George Lucas a la calidad de nuestras vidas”, añadió.

El proyecto incluye un total de 224 viviendas, 120 de dos dormitorios para trabajadores de bajos ingresos y 104 para jubilados, un complejo que incluirá piscina comunitaria y una micro granja orgánica también comunal. Con un costo de 185 millones de euros se espera que su construcción se complete para 2018 ya que Lucas se ha hecho cargo de todos los costos para acelerar su ejecución. Un proyecto que echará cimientos en 21 de las 420 hectáreas de terreno que tiene el cineasta en el valle Lucas (bautizado así por un granjero del siglo XIX y no por él), muy cerca de su famoso Rancho Skywalker donde produjo su épica saga cinematográfica y donde mantiene su famoso estudio de postproducción. Se trata de la misma zona donde hace tres años Lucas quiso ampliar sus estudios pero la oposición de sus vecinos fue tal que tuvo que abandonar el proyecto. Entre los argumentos utilizados por esta exclusiva comunidad de millonarios al otro lado del Golden Gate es que un gran estudio como el que pensaba hacer Lucas aumentaría el tráfico, la polución y rompería la tranquilidad de la zona. Los vecinos llegaron a tildar los planes de Lucas como “el imperio del mal” en una zona donde se disfrutan vistas ininterrumpidas de la bahía de San Francisco y, en el interior, no se divisa una casa desde la otra.

elpais.com  (elpais.com)