Google incorpora una herramienta que detecta cuando los estudiantes copian y pegan

El plagio es tan viejo como la escolaridad misma. Es, sin lugar a duda, el mayor pecado que un estudiante o escritor puede cometer. Y en Internet, a pesar de todas sus enormes ventajas, esto se ha vuelto más sencillo. Un simple «cortar y pegar» y le permite a un estudiante resolver tareas sin hacer búsquedas y síntesis propias. Pero esto pronto se podría acabar.

Google lanzó la semana pasada una nueva herramienta para los profesores de aulas en todo el mundo. Assingments (asignaciones, en inglés), el nuevo programa del gigante tecnológico diseñado específicamente para que estudiantes puedan enviar sus trabajos, estará disponible en las próximas semana para que lo usen todos los docentes. Es un nuevo producto diseñado por el equipo de G Suite.