sábado 28 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Google, «parte integral del Estado» estadounidense, asegura Julian Assange

Puesto a elegir entre dos males (los contendientes para la presidencia de Estados Unidos), Julian Assange, director de Wikileaks, describe así la disyuntiva: «Donald Trump es imprevisible. Hillary Clinton, por el contrario, es perfectamente previsible. Por desgracia».

La virtual candidata por el Partido Demócrata, pronosticó, seguirá una política de intervenciones militares en el mundo, «algo que está en el alma misma de Estados Unidos». Es, añadió, «un halcón (como se señala a los gobernantes estadunidenses proclives a las opciones bélicas) y va a tener el poder de iniciar muchas guerras, aunque a lo largo de sus campañas ha insistido en que quiere terminarlas».

Assange participó este martes, vía Internet desde la embajada de Ecuador, en Londres, donde se encuentra asilado desde hace cuatro años, en el Foro de los Medios organizado por la agencia de noticias rusa Rossiya Segodnya, en el cual se debate sobre el futuro de los medios de comunicación monopólicos.

Luego de escuchar muestras de apoyo y solidaridad de varios de los periodistas asistentes, respondió a una pregunta sobre su encierro. «Sigue siendo difícil, sobre todo porque mis hijos están creciendo, pasando de la niñez a la juventud, y no estoy con ellos», expresó. Admitió que sufre problemas de salud. «Pero por lo menos todavía puedo trabajar». Y de hecho, añadió, este ha sido un año muy productivo para él y Wikileaks.

En su análisis sobre la correlación de fuerzas que hay a nivel global entre los medios corporativos dominantes y los emergentes que se esfuerzan por contrarrestar el poder de los grandes consorcios, explicó que no comparte el optimismo expresado por varios de los ponentes en el sentido de que el poder monopolizador de los grandes grupos mediáticos se está debilitando. Hubo quienes incluso aseguraron que estos monopolios ya «están muertos».

Indicó que aunque, en efecto, la correlación de fuerzas en la industria de la información está cambiando gracias al entorno digital y al terreno que han ido ganando otros medios, los llamados «alternativos», los gigantes de la comunicación como News Corp, de Rupert Murdoch, Viacom, CNN, y otros siguen en control de los flujos informativos. Más bien, Assange alertó sobre nuevos riesgos que se perfilan. «Hay en el horizonte un nuevo monopolio mucho más poderoso», señaló, y citó a Google, la empresa dominate de Internet que hoy en día controla el 80 por ciento de la información que fluye a través de los teléfonos inteligentes.

Describió a Google como parte integral del Estado en el gobierno de Washington. El presidente Barack Obama y Google «se han ido a la cama juntos», dijo. Recordó que Eric Schimdt, alto ejecutivo de Google, a quien Assange entrevistó largamente para Wikileaks antes de que la persecución judicial en su contra lo forzara a pedir asilo en la embajada de Ecuador en Londres, es el personaje que más ha visitado la Casa Blanca. «Prácticamente cada semana está ahí».

Esta integración de Google a la administración, explicó, forma parte de un proceso silencioso del Estado estadunidense de entregar sus estructuras a corporaciones privadas. Lo llamó «la excepcionalidad» de Estados Unidos.

rebelion.org  (rebelion.org)