Google tiene que dejar de mentir en sus respuestas rápidas

Barack Obama está preparando un golpe de estado en Estados Unidos, algo que sería gravísimo de ser cierto. En realidad, es una mentira que Google ha ayudado a extender a través de las respuestas rápidas de su buscador, esos resultados maquetados y directos que aparecen ante búsquedas muy comunes.

El problema con estas respuestas es que no tienen en cuenta la veracidad del contenido tratado. El ejemplo del golpe de estado del expresidente Obama proviene de un blog de dudosa reputación, pero que aún así aparece en lo más alto de Google porque parece que muchos usuarios han buscado las mismas palabras, o unas muy parecidas, en muchas ocasiones.


La obsesión con los presidentes no se reduce a Obama, pues como han destacado en Searth Engine Land, una web especializada en motores de búsqueda, principalmente en lo que enseña Google en su buscador; también se busca muy a menudo cuántos presidentes de EEUU han pertenecido al Ku Kux Klan.