lunes 8 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Guns4Ukraine: la polémica iniciativa de Miami para sacar armas de las calles y llevarlas al frente de guerra

Cincuenta dólares por una pistola. Cien por una escopeta. Ciento cincuenta por un rifle de asalto o de alto impacto. Esas son las recompensas que se ofrecieron a los habitantes de Miami para que entregaran sus armas de forma voluntaria. No es cualquier programa de desarme. Las autoridades, en realidad, buscaban matar dos pájaros de un tiro: sacar los fusiles de las calles de la ciudad y enviar la mayor cantidad posible al frente de guerra en Ucrania, que desde hace cuatro meses resiste la invasión de Rusia. “Fue un éxito rotundo”, sostiene Ken Russell, el concejal que promovió Guns4Ukraine, literalmente armas para Ucrania, que en apenas cuatro horas reunió 69 fusiles a cambio de poco más de 4.000 dólares en tarjetas de regalo.

En un país donde hay más armas de fuego que personas, la iniciativa se convirtió en una noticia nacional que no sentó bien en varios círculos conservadores y desató todo tipo de teorías de conspiración y amenazas contra los organizadores. “La Policía está revisando varias de las publicaciones que se hicieron en redes sociales porque algunas eran bastante explícitas”, asegura Russell.

Todo empezó como una idea más modesta. Hace un par de semanas, la Policía de Miami pensaba en hacer una donación de chalecos antibalas y cascos para el Ejército ucranio. “¿Y por qué no les enviamos también armas?”, preguntó Russell, que forma parte de la comisión municipal, un órgano local que lleva varios asuntos administrativos. “No podemos”, le respondió el jefe policial. “Legalmente, como ciudad no podemos mandar armas a otro país”, explicó.

elpais.com  (elpais.com)