Hablan los testigos que permitieron que Milani quede detenido

Ayer César Milani se presentó en los Tribunales Federales de La Rioja, después de todas las dilaciones que la defensa impuso para evitarlo. Tras negarse a declarar quedó detenido por las causas que se investiga la detenciones ilegales y torturas de Pedro Olivera y de su hijo Alfredo Ramón Olivera, y de Verónica Matta, ocurridos en La Rioja durante la última dictadura cívico-militar.

Más de cuarenta años tuvieron que esperar los sobrevivientes y los familiares de las víctimas de crímenes de lesa humanidad cometidos por quien fuera el exjefe del Ejército durante el Gobierno de Cristina Kirchner, para verlo procesado.


El mismo personaje que, a pesar de que un amplio sector de organismos de derechos humanos independientes denunciaron y mostraron todas las pruebas que lo incriminaban, fue encumbrado en los más altos cargos militares.