16.6 C
Buenos Aires
martes 13 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Hablar de calorías: tan absurdo como anticuado

A principios de los 2000 hubo un anuncio que llamó mucho mi atención. En él, un hombre hacía gala de un extraordinario don: calcular ipso facto el número exacto de calorías que tenía aquello que se le ponía delante de los ojos (hasta llegar al éxtasis delante de un lineal en el supermercado). Tengo que reconocer que algunas personas de mi entorno, tras ver el anuncio, me decían “eres tú, eres tú”, y debo reconocer que yo también viví un tiempo obnubilado desde el punto de vista profesional por el paradigma calórico, pero a día de hoy esta es ya una pantalla ampliamente superada.

La publicidad de aquel hombre superdotado, y muchas otras, son el vivo ejemplo de hasta qué punto nos hemos obsesionado con esto de las calorías. De hecho, en la mayor parte de los grados de Nutrición Humana y Dietética —los que conducen a la formación de dietistas-nutricionistas— destinan una parte importante de su tiempo a poner en valor el asunto calórico. Y lo hacen, a mi modo de ver, de una forma absolutamente descontextualizada, por lo exagerado.

elcomidista.elpais.com  (elcomidista.elpais.com)