Habrá que gastar más de $ 30.000 para alentar a la Argentina en la Copa América

Este año, los amantes del fútbol podrán darse el gusto de volver a vivir una Copa América, a sólo un año de la última, realizada en Chile donde Argentina perdió la final, precisamente con el equipo anfitrión. Es más, en la próxima edición se celebrará un siglo de la primera competencia realizada en la Argentina, donde tradicionalmente se enfrentan equipos de Sudamérica y algunos pocos invitados del resto del continente. En la que se viene se disputará desde el 3 de junio en Estados Unidos y será llamada Copa América Centenario.

Por tratarse de una edición especial, sumará no sólo 10 seleccionados de Sudamérica, sino también otros seis de América Central, del Norte y del Caribe, en virtud de un acuerdo entre la Conmebol y la Concacaf. El evento suma atractivo para los argentinos que se quedaron con las ganas de ver en vivo y en directo a la Selección liderada por Lionel Messi levantar una copa internacional, tras los segundos puestos del Mundial de Brasil (2014) y la Copa América de Chile (2015). No será lo mismo que ganar un Mundial, pero servirá, quizás, de «premio consuelo».


Por disputarse en Estados Unidos, se trata de una sede bastante más lejana que las dos anteriores contiendas. Y por eso mismo, el viaje será costoso, si bien algunas entradas son accesibles. En general, el presupuesto para el pasaje y dos noches de hotel de media categoría no baja de los $ 21.000, según datos de la agencia Despegar.com, a lo que hay que sumar las entradas (de $ 1125 a $ 13.500, según partido y ubicación, disponibles a la venta en Internet); el seguro de viajero (de $ 324 a $ 720) y los gastos de comida y de traslado.