15.2 C
Buenos Aires
domingo 19 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Hacer los deberes mejoraba la nota final del 86% de los alumnos. Hasta que llegó Google

Durante décadas, niños y niñas de toda condición han abominado la misma institución: los deberes. Para el alumno desorganizado y poco motivado aquellas tareas diarias a resolver en el hogar, una vez finalizadas las clases, representaban un incordio, una injerencia inaceptable en su merecido tiempo de ocio. Aunque no lo entendieran, las tareas tenían una razón de ser: mejorar su rendimiento académico a corto plazo.

Y eran efectivas en ello.

Un estudio elaborado a lo largo de más de una década y publicado el año pasado ilustra qué sucede cuando 2.000 estudiantes de doce centros educativos distintos dejan de hacer sus deberes y empiezan a resolvernos directamente por Internet. Si antes las tareas post-lectivas mejoraban la nota final del 86% de los alumnos, hoy el porcentaje ha caído drásticamente al 45%. El motivo no es otro que la copia. Los completan, sí, pero los resuelven a través de Google.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)