Hacer palomitas de maíz y otros trabajos que perjudican seriamente la salud

Trabajar en el proceso de producción de las palomitas de maíz industriales, las mismas que luego se devoran con ansia en el cine o en el sofá de casa ante una película cualquiera, supone un importante riesgo para la salud. Tanto, que esta profesión aparece en la última revisión publicada en la revista científica The Lancet como una de las nuevas vías de exposición a elementos que generan enfermedades pulmonares vinculadas al trabajo. También los empleados que trabajan en procesos de fracking o en fábricas de pantallas de cristal líquido corren riesgo de padecer dolencias respiratorias.

Más de una decena de centros de investigación internacionales han participado en la revisión científica que pone el foco en las patologías respiratorias vinculadas al trabajo. Dos millones de trabajadores mueren cada año por accidentes o enfermedades en el ámbito laboral. La tercera enfermedad más recurrente es de carácter respiratorio. “Queremos sensibilizar de que hay ocupaciones que, aunque afectan a poca gente, tienen mucha relevancia en conjunto porque perjudican la salud”, señala el doctor Xavier Muñoz, del servicio de Neumología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el único centro español que participó en la investigación.