jueves 26 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Hacer periodismo en China: cuando la Policía llama a tu puerta

A principios de marzo, un par de noches antes de la celebración de la Asamblea Nacional Popular, la cita política anual más importante en China, tres policías acudieron a mi casa en Pekín. Sabían que era periodista y los últimos temas en los que había trabajado. Muy amables, señalaron que de cara al evento deseaban que llevara a cabo “una cobertura equilibrada, contando no solo noticias malas, también buenas”.

Esta intervención de las fuerzas de seguridad en el domicilio particular de un corresponsal con el propósito explícito de influir en tono y contenido de su labor informativa, no supone en absoluto una práctica habitual. Ni siquiera en un país como este, donde las condiciones de trabajo son tan particulares: 99% de participantes en el informe anual del Club de Corresponsales afirmaba que estas no se corresponden con estándares globales. En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, Reporteros sin Fronteras coloca a China en el puesto 177 de 180, solo por delante de Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)