jueves 6 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Hastío de la sociedad y una charla aislada entre Cristina Kirchner y Gerardo Morales

Gerardo Morales tomó su teléfono y se mensajeó con Cristina Kirchner. Unas horas después del intento de magnicidio le ofreció su solidaridad y apoyo. También se la ofreció en nombre del partido que preside: la UCR. Si algún otro opositor habló con ella, goza del secreto vicepresidencial.

Cuando Sergio Massa fue designado ministro de Economía perdió algunos amigos, al mismo tiempo que ganó la fe del kirchnerismo que ahora hasta le banca el dólar a favor de los sojeros. Pocos lo felicitaron desde la oposición. Uno de esos pocos lo llamó la mañana siguiente temeroso de que revelara su conversación.

Al jujeño Morales no le importan las críticas internas, las aprovecha para diferenciarse. Su antídoto es Milagro Sala, cuyo encarcelamiento le reprochaba hasta hace pocos días el kirchnerismo, antes de convocar al diálogo político.

cronista.com  (www.cronista.com)