martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Hay vida después de la política: de qué trabajan los ex funcionarios kirchneristas

La piña más difícil que recibió Sugar Ray Leonard no fue de otro boxeador arriba del cuadrilátero. El golpe letal se lo dio la realidad. Fue cuando se bajó del ring para siempre. «No hay nada en la vida que se compare con ser campeón mundial, con que te levanten el brazo en ese momento de gloria, con miles, millones de personas alentándote», confesó hace unos años esta leyenda, uno de los Cuatro Magníficos del Box de los años 80. La depresión del campeón es una ola de vacío que no invade a los deportistas cuando paran de correr. Para sobrellevar la sensación de pérdida de fama, reconocimiento y valor casi todos buscan sentirse útiles en otra actividad. Sugar Ray se convirtió en comentarista de boxeo en canales deportivos y hasta se probó como actor y también da charlas sobre autosuperación.

Una sensación desoladora similar atraviesan los políticos cuando el tiempo reglamentario de sus cargos en los poderes Ejecutivo o Legislativo llega a su fin. Tras 12 años de gobierno, en 2016 muchos ex funcionarios kirchneristas tuvieron que volver al llano para comprobar que hay vida después de la política. Nunca dejan la arena de la militancia del todo, pero de algo tienen que vivir. Desde inversiones en comercios, como la panchería de Guillermo Moreno, o el grow shop de Alex Freyre, hasta programas de radio, bares culturales o la vuelta a sus estudios jurídicos, como Aníbal Fernández, la imaginación apareció ante el vacío de poder.

infobae.com  (www.infobae.com)