martes 7 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Hombres o mujeres: ¿Quién debe pagar la cuenta en la primera cita?

Imaginemos por un momento esta situación: Primera cita. Él la pasa a buscar y le pregunta adónde le gustaría cenar. Ella le da dos opciones: una es un restaurante caro y exclusivo. La otra, un lugar más común. Él elige la primera y allá se dirigen. En el camino ella piensa: «¡Qué bueno! Le debo gustar mucho como para haber elegido ese restaurante». Él, por su lado, se dice: «Es una buena oportunidad para conocer ese restaurante, seguramente pagaremos a medias». La velada es un éxito, todo son risas y seducción hasta que llega el momento de pagar la cuenta. El mozo la deja en el centro de la mesa y él la toma, mientras espera que ella le pregunte cuál es el importe para dividirlo. Pero ella no sólo no se hace cargo de la situación sino que, mientras él tose y saca su billetera en cámara lenta, se pone a mirar su celular y a responder -o a fingir que responde- mensajes o correos. Él se decide por su tarjeta de crédito y hace un gesto al mozo para indicarle que se acerque. De golpe, la magia del encuentro se desvanece.

¿Qué fue lo que salió mal en esta salida? Podríamos señalar diferencias en cuanto a las expectativas de cada uno, distintas formas de ver la «caballerosidad» o de interpretar la igualdad de género, pero el quid de la cuestión está más bien relacionado con una pregunta que hoy intentaremos contestar en esta columna: ¿Quién debe pagar la cuenta en una primera cita?

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)