domingo 9 de diciembre

Honorable Cámara de Tuiteros

En The Tower and The Square, Nail Ferguson propone recorrer la historia usando una perspectiva de redes como protagonista. Particularmente, una historia donde el entramado social es tan (o más) relevante que el institucional formal. Así, continúa siendo clave para el análisis quién es Presidente, Ministra o Embajador −la arquitectura institucional formal−, pero también empieza a pesar el fútbol de los jueves que comparten el Secretario de Defensa con un contratista privado, o que tanto la Ministra de salud como la de educación disfrutan las películas de terror de los años 50 al punto de postear en los mismos foros.

De esta manera, las redes humanas que se tejen por fuera de lo institucional se vuelven protagonistas a la hora de descifrar procesos que pueden permanecer ocultos si son iluminados exclusivamente con información que proviene de fuentes tradicionales.


En The Salons Letters, la Universidad de Stanford reconstruyó las relaciones personales de los salonnières, intelectuales notables europeos de entre 1700 y 1914, tratando de complementar la aproximación tradicional a la historia con una perspectiva de redes definida por las personas y no por las instituciones. Para eso usaron gran cantidad de cartas, convirtiendo a cada autor en un nodo y cada intercambio en una arista que define una relación.

Dejar un comentario