Il Padrone di Merda: los activistas enmascarados dedicados a avergonzar a jefes que explotan a sus trabajadores

Una cálida tarde de verano en la ciudad italiana de Bolonia, un grupo de unos 15 jóvenes marchan por el atestado centro de la ciudad hacia una pastelería de lujo en la Calle Mayor.

Una vez allí, se colocan las máscaras de plástico blanco y algunos de ellos comienzan a pegar pegatinas en las ventanas y puertas del comercio con el lema: «Esta tienda tiene un patrón de mierda». Mientras, un activista con un megáfono lee el testimonio de un empleado que asegura que hace meses que no recibe su salario.


Los transeúntes curiosos se detienen a mirar la escena, el propietario de la tienda sale a enfrentarse a los activistas, intentando arrebatarles el megáfono y quitarles las máscaras a algunos de ellos. Cuando llama a la Policía, el grupo se dispersa rápidamente.