23 C
Buenos Aires
martes 29 de septiembre de 2020
Periodismo . com

Impulsan un contrato con una firma vinculada a la CIA que espió en el país

Los archivos secretos de la causa AMIA vuelven a ser el centro de una fuerte polémica. En este caso, porque una empresa financiada por la CIA, que participó en una operación de espionaje británico contra la Argentina, figura entre las interesadas en intervenir en la investigación por el atentado. Por iniciativa del Ministerio de Modernización, a partir de un acuerdo con el Ministerio de Justicia, la firma mostró sus productos a los investigadores del caso AMIA, según confirmaron cinco fuentes independientes.

Familiares y amigos de víctimas de la AMIA organizados en Apemia denunciaron esta semana que el Ministerio de Justicia está elaborando una licitación “direccionada” para favorecer a la firma Palantir. Apuntaron a la Unidad Especial de Investigaciones (UEI AMIA), que dirige Mario Cimadevilla y depende del ministerio que comanda Germán Garavano, como el impulsor de este proyecto, en colaboración con la cartera de Modernización de Andrés Ibarra.

Este medio pudo confirmar que Modernización organizó reuniones para que Palantir muestre sus productos. El 13 de abril, un directivo norteamericano de la firma realizó una “demo” ante los fiscales de la Unidad Fiscal de Investigaciones AMIA (UFI AMIA), quienes mostraron preocupación porque están en juego archivos secretos. La invitación fue realizada desde Justicia. Los productos informáticos fueron mostrados también a otras instancias sensibles del Estado, como la Unidad de Información Financiera (UIF).

perfil.com  (www.perfil.com)