22.9 C
Buenos Aires
martes 20 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Influencers virtuales: cómo cautivan cada vez a más seguidores con sus vidas sintéticas

Lil Miquela, una “chica” de Los Ángeles con 1.9 millones de seguidores en su perfil de Instagram y un par de tracks en Spotify, genera pequeñas revoluciones de comentarios cada vez que postea una nueva foto. La gente escribe: “¿Alguien me explica por qué esa chica tiene cara de dibujo animado?”, “Entonces… ¿es como una sex doll o algo así?”, “¿Sos una persona real?”, “Me perturba”. Y otras cosas por el estilo.

Lil Miquela no es real, en el sentido de que nadie podrá encontrarla caminando por Los Ángeles o por ninguna otra ciudad, pero es bien real en lo que genera: fans, reacción, engagement y, sobre todo, mucho dinero en publicidad (Samsung, Prada, Proenza Schouler, Coach y Balenciaga son algunas de las marcas que la contrataron para incluir sus productos en las imágenes de ella).

redaccion.com.ar  (www.redaccion.com.ar)