13.9 C
Buenos Aires
sábado 8 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Internet ha popularizado a los “cazadores de pedófilos”. En Países Bajos estos justicieros ya son un problema

En noviembre la masa enfurecida lo tildó de monstruo inadmisible. Un mes después cientos de habitantes de la misma región colocaban flores y velas en su honor. Un hombre de 73 de Arnhem, en Países Bajos, murió a consecuencia de las secuelas de una paliza que sufrió a mano de un grupo de adolescentes encapuchados. Le habían tendido una trampa cibernética haciéndose pasar por un menor de edad con el que el jubilado había concertado una cita en el mismo sitio donde fue agredido. Los vecinos, consternados, rechazaron con su gesto póstumo. El alcalde denunció que se trataba de un “crimen horrible”.

“Pedojagers” o “cazadores de pedófilos”. Se han ido popularizando más y más con los años en muchos países. Entre 2004 y 2007 el programa estadounidense de la NBC To Catch a Predator dejó una huella indeleble en la psique colectiva: conducido por el presentador Chris Hansen, el reality seducía con señuelos de adolescentes en Internet a hombres mayores a los que se pillaba in fraganti acudiendo a las citas y, en sus últimas ediciones, eran después puestos a disposición judicial con el visto bueno de las autoridades. Muchos se organizan en grupos de Facebook con hasta 70.000 miembros, y tanto aquí como en Reino Unido se suelen atribuir la correcta criminalización de en torno a la mitad de los acusados por corrupción de menores cada año.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)