14.6 C
Buenos Aires
miércoles 28 de octubre de 2020
Periodismo . com

Internet quiere mantenerte leyendo noticias alarmantes. Pero puedes liberarte.

Durante una noche en vela de abril, mientras revisaba las noticias desde mi dispositivo, me topé con una tira cómica graciosísima y vergonzosamente acertada. Comenzaba de manera inocente: las dos primeras viñetas mostraban a una mujer metiéndose en su cama, aparentemente rumbo a un sueño pacífico. Pero la tercera y última viñeta la mostraba acostada en su cama, rodeada de fuego, con una expresión de terror en su rostro mientras observaba su teléfono con ojos desorbitados. La frase “DOOM SCROLL TIL DAWN” (“Deslizamiento fatalista hasta el amanecer”) estaba garabateado en la parte de arriba.

La caricatura, creada por Tommy Siegel, ilustra lo que se ha convertido en una realidad para muchas personas durante la pandemia. Aunque mi cama no tenía llamas, yo también estaba acostada, con los ojos bien abiertos y pegados a mi pantalla, a pesar de mi mejor juicio y buenas intenciones.

Estoy consciente de que el tiempo nocturno frente a la pantalla obstaculiza el sueño reparador y que el scroll (el deslizamiento hacia abajo en nuestro teléfono) mecánico matutino puede iniciar nuestro día con una nota negativa. Yo ya había implementado varias estrategias de salud mental y sueño: apagué las notificaciones, eliminé la mayoría de aplicaciones de redes sociales de mi teléfono, intenté varias prácticas de meditación, limité la cafeína a las primeras horas de la mañana, y más. Sin embargo, desde los primeros días de la pandemia, frecuentemente me descubro atiborrándome de malas noticias.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)