miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Internismo exterior

Alberto Fernández expuso como pocas veces sus debilidades políticas congénitas durante su última gira internacional. El periplo, como se sabe, siguió a la visita de Santiago Cafiero al Departamento de Estado, que buscó comprometer a esa extensión del gobierno de Estados Unidos para alcanzar un principio de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, los resultados obtenidos allí por el canciller –ni más ni menos que los posibles– quedaron al menos diluidos ni bien el Presidente pisó Rusia –y luego China y Barbados–, donde multiplicó gestos desdeñosos que le llenaron la cabeza de dudas al socio que había tratado de seducir en primera instancia. ¿Qué clase de política exterior busca el jefe de Estado? ¿Cómo se explican sus ambigüedades y torpezas? ¿Qué cabe esperar en ese terreno, hoy más sensible que nunca, hasta la renovación del 10 de diciembre de 2023?

La reiteración del recurso de tratar, como Leonard Zelig, de agradar a sus interlocutores al punto de la mimetización hace que la estrategia pierda eficacia. Sucesivamente seducidos y luego decepcionados, estos terminan por preguntarse si es posible confiar en él.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)