INTERNO, el restaurante dentro de la cárcel de mujeres de Cartagena abierto al público que está de moda en Colombia

Aunque en su llamativo portón de metal fucsia dice «Abierto», lo cierto es que para entrar al restaurante Interno, un guardia debe abrir un candado desde dentro.

Ese candado mantiene encerradas a las cerca de 180 reclusas de la Cárcel Distrital de Mujeres de San Diego, en pleno centro histórico de Cartagena, Colombia, donde queda el restaurante Interno, inaugurado a mediados de diciembre pasado.