miércoles 19 de diciembre

Italia: Bienvenidos de nuevo a la Alemania de Weimar

En las últimas doce horas seguía dándonos vueltas en la cabeza la idea de que la historia se repite, primero como tragedia, y luego como farsa. El presidente Sergio Mattarella ha decidido partirle el espinazo al gobierno Cinco Estrellas-Liga. La razón aparente han sido sus objeciones a Paolo Savona como ministro de Finanzas, teniendo en cuenta sus opiniones escépticas sobre la eurozona. Su veto a Savona ha provocado la inmediata decisión de Giuseppe Conte de renunciar a su mandato para formar gobierno. El resultado supondrá amargar al pueblo italiano con una sensación de desconfianza en el juego democrático.

El veto de Mattarella llevará, por tanto, a nuevas elecciones, probablemente en la segunda mitad del año. Pero a diferencia de las últimas elecciones, éstas serán de hecho un referéndum sobre la pertenencia de Italia al euro, dadas las razones por las cuales no ha llegado a formarse este gobierno. Mientras tanto, Mattarella ha decidido encargar la formación del gobierno como presidente a Carlo Cottarelli, ex miembro del FMI, para calmar a los mercados. Cottarelli es un tecnócrata a lo Mario Monti, que nunca ha sido elegido. Pero, a diferencia de Monti, no tendrá ni siquiera una mayoría parlamentaria que le respalde.


El Parlamento sigue siendo el límite último de la política italiana…y es el motivo por el cual esta estratagema aplicada por el presidente difícilmente saldrá adelante. No vemos en modo alguno cómo puede aprobar unos presupuestos presentados por una administración de Cottarelli. ¿Esperan quizás que los Cinco Estrellas o la Lega voten a favor? Cuanto más aumente el caos en el país, más votos obtendrán.

Dejar un comentario