Joe Biden es un aliado de doble filo para el régimen cubano

    Días antes de ganar las elecciones de Estados Unidos, el candidato demócrata Joe Biden dijo en una entrevista con CiberCuba que “las políticas de Trump hacia Cuba han sido un fracaso total” y que “empoderar al pueblo cubano será la pieza central de mi enfoque”. Tras su victoria, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel escribió en Twitter: “Creemos en la posibilidad de una relación bilateral constructiva y respetuosa de las diferencias”.

    Todo hace indicar que una vez Biden asuma la presidencia de Estados Unidos el próximo enero, la política de ese país hacia la isla cambiará con respecto a la que desarrolló la administración del actual presidente, Donald Trump. Y en consecuencia con ese supuesto cambio que está por llegar, en Cuba, después de haber muchos nervios durante los días decisivos de las elecciones, uno palpa una sensación de alivio en las calles con la salida de la Casa Blanca de un hombre que, en su afán por liberar a los cubanos del castrismo, terminó ahogando, hasta más no poder con sus medidas y sanciones, a quienes en definitiva padecen el régimen.