Juliana Awada, cada vez con más alto perfil

Acompañó a su esposo a sol y a sombra, pero también lució su sonrisa y su estilo de manera diferenciada, como para alimentar especulaciones políticas en un año muy especial para el Gobierno. La primera dama Juliana Awada no pasó desapercibida durante la visita de Estado del presidente Mauricio Macri a Holanda.

Una agenda cuidadosamente seleccionada mostró a Awada en todos los actos protocolares y en acciones diferenciadas: un refugio para madres víctimas de violencia doméstica, un centro de juventud y familia y en un museo de arte, en los tres casos acompañada por la reina Máxima, un verdadero «escudo» de popularidad y energía positiva que acompañó a la pareja presidencial en su paso por la quinta potencia de Europa.