8.4 C
Buenos Aires
martes 27 de julio de 2021
Cursos de periodismo

La agenda del odio es global

La brasileña Sara Winter tiene tatuada en el pecho una cruz de hierro, la condecoración militar de origen prusiano que fue venerada por los nazis y Alemania dejó de otorgar en 1945. En estos días, Winter es la cara más visible del grupo de acampantes bolsonaristas de Brasilia autodenominados “guerreros” -en rigor, civiles armados – y que aseguran que son 300. A juzgar por las fotos y los videos que ella y el grupo publican en redes sociales, son unos cuantos menos. En todo caso, el número importa poco, porque lo que destaca es otra cosa: la sonrisa radiante de Winter, la mujer nacida Sara Fernanda Giromini, a quien en Argentina conocimos en 2018, cuando recaló en el Congreso como vocera antiderechos durante el debate por la legalización del aborto.

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)