martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

La alquimia de Cristina y de Macri para contar votos

El gremialista santafecino Rubén Cardoso, que en paz descanse, solía bromear con que «las elecciones no se ganan juntando votos sino contando votos». Cristina Kirchner , que accedió a la política de la mano del sindicalismo, se propuso convertir esa premisa en realidad. El kirchnerismo funciona en estas horas como un gran laboratorio en el que se ensayan recetas para, con el mismo caudal electoral, obtener una dosis más grande de poder. A escala porteña, Pro se embarcó en un experimento similar para retener la jefatura de gobierno. La Presidenta y Mauricio Macri se aprovechan de la misma ventaja: cuentan con las mayorías necesarias para cambiar las leyes en su propio beneficio. Ésta es la razón por la cual en el país y en la ciudad los gobiernos libran contra sus opositores una sórdida disputa sobre las reglas de juego que regirán la competencia. Dicho con las palabras de Cardoso, la señora de Kirchner y Macri aspiran a imponer un modo de contar los votos que les permita mejorar las chances de sus candidatos en las urnas.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)