viernes 16 de noviembre

La Antártida, al fin en alta resolución: el mapa que cartografía cada pliegue del continente

Finalizada la era de las grandes exploraciones, el ser humano colmó su conocimiento sobre la geografía que tenía a su alcance. A mediados del siglo XX no quedaba montaña lo suficientemente alta por hollar o describir, selva por acotar o llanura por colonizar. Las grandes cataratas, las especies más fascinantes de mamíferos, los desiertos más extremos e incluso los polos habían sido conocidos. El ser humano había doblegado el entorno a su voluntad, o eso creíamos.

Sin embargo, la mano de la civilización no doblega todos los continentes con igual intensidad. Pese a las fantásticas exploraciones que permitieron llegar hasta el Polo Sur, la Antártida había sido una gran desconocida incluso aún hoy. Conocíamos su forma, la habíamos fotografiado desde el espacio, y sabíamos de sus accidentes geográficos (por más que no siempre los hubiéramos escalado). Teníamos un conocimiento aproximado, pero no igual de exacto al resto de los continentes.


El Reference Elevation Model of Antarctica (REMA) aspira a corregir esa deuda histórica. Elaborado por investigadores del Centro Polar Geoespacial de la Universidad de Minnesota, el REMA representa la Gran Cartografía Definitiva de la Antártida. Un collage de centenares de miles de imágenes obtenidas a lo largo de seis años por una multitud de satélites que orbitan el extremo sur del planeta. Con ellos, el equipo de científicos logró componer una imagen extremadamente precisa de las alturas del continente, los surcos de sus ríos, la densidad de sus capas glaciares.

Dejar un comentario