La Argentina irá a contramano del mundo usando voto electrónico

La Argentina se encamina a usar el voto electrónico a partir de las elecciones de 2017. Irá a contramano del mundo: sólo Venezuela, Brasil, Filipinas, la India y Estados Unidos -en parte- lo usan. Alemania lo declaró inconstitucional en 2009; varios otros países probaron y se alejaron luego de la experiencia.

Si se aprueba la ley, en vez de elegir boletas de papel en el cuarto oscuro, elegiremos candidatos en una pantalla; esa computadora imprimirá una boleta especial (que tiene un chip), que habrá que introducir en la urna.


La mejora previsible por el uso de este sistema es la celeridad: el conteo de votos debería ser más veloz que cuando se hace a mano. Pero tener que esperar hasta la madrugada no parece un precio muy caro a pagar para elegir un presidente o un diputado.