La campaña desde las cárceles: quiénes son los presos que competirán en las PASO

No tendrán la relevancia política del ex presidente brasileño Lula da Silva, pero comparten una suerte parecida. Desde la cárcel, varios presos formarán parte de distintas listas en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo domingo del 11 de agosto. Están habilitados a hacerlo porque ninguno de ellos fue proscrito ni registra condenas con sentencia firme, mientras se discute en el congreso el proyecto «Ficha Limpia». Son presos que en sus boletas estarán en los cuartos oscuros de los pabellones, por lo que podrán ser votados por sus compañeros de celda.

El más conocido es de alto perfil. Preso desde hace más de 600 días, Julio de Vido, el ex ministro de Planificación Federal, está detenido desde octubre de 2017 en el penal de Marcos Paz, luego de que se aprobara su desafuero como legislador nacional en la Cámara baja.


De Vido se postuló sin el apoyo del Frente de Todos. Todavía está abierta la herida con el kirchnerismo, que se ausentó cuando se trató su remoción en recinto. Ahora, el ex funcionario encabeza la lista de Diputados nacionales por el partido «Dignidad Popular», cuyo máximo referente es el empresario y periodista peronista Santiago Cúneo, precandidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires.