La carrera hacia octubre: cómo se construye un candidato

Detrás de la imagen de los candidatos que participan de una carrera electoral y que aspiran a la Presidencia hay mucho más que personas con defectos, virtudes, promesas y aspiraciones. Hay un personaje construido a través de estrategias calculadas para potenciar las fortalezas y maquillar las debilidades, con un único y claro objetivo: llegar al sillón de Rivadavia, cueste lo que cueste.

En la historia de la Argentina, hubo todo tipo de políticos que llegaron a convertirse en presidentes pero, ¿existe un proceso de transformación desde que se elige a una persona con posibilidades para competir hasta que triunfa en las urnas?


Según el derecho constitucional, para ser elegido presidente se requiere haber nacido en el territorio argentino, o ser hijo de ciudadano nativo. Tener treinta años, haber sido seis años ciudadano de la Nación. Sin embargo, contar con las condiciones para ocupar un lugar en la carrera electoral y tener aptitudes para ganarla, es otra cosa y no menos importante.