25.3 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

La Casa Blanca se enfrenta a la realidad tras un largo periodo de negación

Mientras Estados Unidos se ponía en cuarentena esta primavera en la peor pandemia que se ha visto en un siglo, al interior de la Casa Blanca del presidente Donald Trump las personas con frecuencia desafiaban las medidas.

El espacio reducido del Ala Oeste solía estar abarrotado y concurrido. Casi nadie usaba cubrebocas. A los pocos funcionarios que sí lo hacían —como Matthew Pottinger, asesor adjunto de seguridad nacional—, eran ridiculizados por sus colegas por alarmistas.

En ocasiones, el presidente Donald Trump les dijo a los miembros del personal que usaban cubrebocas en reuniones que se quitaran “esa cosa”, según relató un funcionario del gobierno. Todos sabían que el mandatario consideraba que las mascarillas eran un signo de debilidad y que su mensaje estaba claro, dijeron los funcionarios.

nytimes.com  (www.nytimes.com)