¿La clave para ser un artista famoso? No es el talento, sino tener una buena red de contactos

El arte vanguardista resulta en ocasiones incognoscible. Discernir entre una obra maestra y un cuadro mediocre resulta, en ocasiones, complejo para el ojo no entrenado en los fundamentos básicos de la pintura o el conceptualismo. A menudo, la respuesta a por qué un artista alcanza la fama o queda en el ostracismo reside en el talento. O al menos eso es lo que tendemos a creer. Podría no ser así.

¿Por qué? Es al menos la asunción que ataca un reciente estudio elaborado por Banerjee Mitali y Paul L. Ingram, investigadores de la Universidad de Columbia. El trabajo analiza la fama absoluta alcanzados por un puñado de figuras de principios del siglo XX y concluye que son las redes de contactos, y no la creatividad, el factor clave que proyecta la celebridad de los artistas. Es el networking, no el talento.