viernes 21 de septiembre

La constitución cubana incluye el matrimonio homosexual: una enmienda a medio siglo de persecuciones

El paraíso socialista latinoamericano ha abierto por fin la puerta al matrimonio homosexual. El artículo 36 de la nueva Constitución de Cuba, recién reformada, cambia la definición de matrimonio que existía como unión “entre hombre y mujer” a una “entre dos personas”.

Las Unidades Militares de Ayuda a la Producción: uno de los episodios más negros durante el gobierno de Castro. Eran campos de trabajos forzados para la “reeducación” de los ciudadanos que no creyesen en los valores revolucionarios. Al parecer, ser homosexual iba en contra de la revolución. Se estima que en ellas fueron recluidos alrededor de 30.000 cubanos, y específicamente unos 800 gais. Estos campos existieron entre 1965 y 1968. Cuando se erradicaron, el castrismo se desentendió de su responsabilidad sobre estos crímenes y, aunque Castro reconoció su responsabilidad muchos años después, aún a día de hoy no se ha reparado el daño contra sus víctimas y sus familiares.


Progresismo patriarcal: aunque “las relaciones sexuales privadas, no comerciales y consentidas entre personas adultas del mismo sexo de más de 16 años” se legalizaron en el 79, muchos cubanos de entonces y aún hoy rechazan y desprecian a los gays.

Dejar un comentario