jueves 8 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

La Copa del Mundo que cambió todo

Michel Platini esperaba tener una audiencia privada con el presidente de Francia cuando llegó a un almuerzo un día frío de noviembre de 2010. Pero cuando entró a un salón lujoso en la residencia oficial del mandatario, Platini —una leyenda del fútbol francés que en el retiro ascendió hasta convertirse en uno de los hombres más poderosos del balompié— se dio cuenta de inmediato de que el hombre al que había ido a ver, Nicolas Sarkozy, estaba ausente.

Así que lo llevaron hacia un grupo pequeño que charlaba del otro lado del salón y a una conversación que alteraría el curso de su carrera, mancharía su reputación y cambiaría para siempre el deporte al cual había dedicado su vida.

Platini sonrió cuando lo presentaron formalmente con los invitados de honor del almuerzo: el jeque Hamad bin Jassim bin Jabr al Zani, el entonces primer ministro de Catar, y el jeque Tamim bin Hamad al Zani, quien algunos años más tarde remplazaría a su padre como gobernante absoluto del país. Los cataríes habían viajado a París para discutir un plan que rayaba en lo fantástico: su diminuto Estado, ubicado en el golfo Pérsico y absurdamente rico, quería ser anfitrión de la Copa del Mundo.

nytimes.com  (www.nytimes.com)