martes 11 de diciembre

La coppolización de los abusos en el fútbol: nadie piensa en los pibes

Un chico de 16 años de las divisiones inferiores de Independiente se quiebra. Se pone a llorar y habla. Cuenta que fue víctima de abusos y que desde la pensión del Club lo llevaban a un departamento privado en Palermo y allí tenía sexo con hombres mayores de edad. La persona que lo escucha cuenta el caso a los dirigentes y estos hacen la denuncia. No es el único caso. Hay por lo menos siete menores abusados. Hay además otro jugador de inferiores que sería el nexo entre los pibes y los abusadores. Hay en principio una red de corrupción de menores que no se agota en ese club. A los pibes les ofrecían pasajes para visitar a sus familias en el interior, botines y cargas de SUBE a cambio de sexo.

En paralelo a la investigación de la fiscal María Soledad Garibaldi, titular de la UFI número 4 de Avellaneda, el caso llega a las tapas de los diarios y a los programas de TV: noticieros, deportivos y hasta de espectáculos. Se filtran detalles escabrosos: se habla de pedofilia, prostitución, HIV y de una red que excede también a los clubes de fútbol. Opinan conductores, futbolistas y ex futbolistas. El ex delantero del Rojo y campeón del mundo en el ‘78, Daniel Bertoni, dijo con total naturalidad que “esto existió siempre”. “En la época nuestra también había rumores de estas cosas”, agregó y consideró “una suerte” que un chico se haya quebrado “porque sino esto seguía”. Otra vez en un contexto de abuso la red de complicidad y silencio: se sabía, pero nadie hablaba. Bertoni fue citado a declarar por Garibaldi, claro.


Se convierte el tema de la semana en las redes sociales. Bajo el hashtag #enigmático la conductora de radio, actriz y vedette Natacha Jaitt involucra a famosos. En la mesa de Mirtha Legrand revela el enigma y le pone nombre y apellido a los abusadores: la lista incluye a periodistas, productores, actores y políticos. El caso se coppoliza.

Dejar un comentario