La corte de Mauricio: quiénes integran el gabinete chico del Presidente

Las abultadas e intermitentes vacaciones que tuvo este verano el presidente Mauricio Macri no rindieron sus frutos. La caracterización pertenece a los testimonios aportados por distintos inquilinos de la Casa Rosada que se animaron a reflejar cómo perciben al líder del PRO en la agenda diaria del poder. Son los mismos que este lunes se sorprendieron ante la inesperada aparición del mandatario en el encuentro del PRO en Parque Norte, donde se mostró por primera vez ante sus seguidores después de un año de distancia, el mismo tiempo que lleva el tramo más espinoso de la crisis económica. La sorpresa de los dirigentes que lo escucharon desde la conducción del partido amarillo es directamente proporcional a la sensación que tienen sobre el encerramiento que padece dentro de Balcarce 50, precisamente todo lo contrario a las advertencias del consultor ecuatoriano, Jaime Durán Barba, que les recomienda a sus clientes no quedar preso del microclima que provoca el ejercicio del poder.

Después de cerrar el G-20 y romper en llantos en el palco del Teatro Colón, transitó diciembre casi sin sobresaltos. Antes de fin de año se trasladó a la localidad patagónica de Villa La Angostura para intercalar el descanso con reuniones políticas y visitas a las provincias del sur. Cuando regresó sumó otras dos escapadas: una a Chapadmalal, para festejar su cumpleaños, y otra reciente para descansar luego del último discurso de su mandato para inaugurar el 137 período de sesiones ordinarias del Congreso.


“Quizás siempre fue así, pero desde que terminó el año pasado y dio una vuelta de página a los meses más duros de su gobierno está cada vez más encerrado en su entorno y lo reivindica”, lamenta con sorpresa un alto funcionario de Balcarce 50. Ese excluyente microclima político es respirado por Macri, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, con una presencia cada vez mayor del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. El ex panelista del programa Odisea Argentina es uno de los pocos miembros del entorno blindado que no ocupa despachos en el primer piso.