La crisis llegó al entretenimiento: cómo impactó el 2018

La economía fue condicionante durante 2018 y nadie quedó exento de sentir sus efectos. Tras solventar gastos en salud, alimentación, transportes y tarifas, es poco lo que resta para el entretenimiento. Uno de los sectores más condicionado fue el de los recitales internacionales, aunque el teatro tampoco quedó atrás: incluso en épocas álgidas como las vacaciones de invierno se registraron bajas en el nivel de concurrencia a espectáculos. El sector libro atraviesa uno de sus peores años, mientras que en cine hubo menos entradas vendidas que el año anterior, aunque más público optó por películas argentinas. Ámbito.com consultó a los máximos referentes de estas industrias culturales. Cada uno de ellos relató cómo se sintió el golpe en tiempos volátiles y comentaron cómo se preparan para dar batalla (o retirarse) el año que viene.

Los precios de las entradas de shows internacionales siempre fueron altos en comparación con otro tipo de espectáculos. Es por eso que en un contexto de recesión, devaluación e incertidumbre, “el balance de 2018 fue muy negativo”, según expresó a ámbito.com el productor Daniel Grinbank, presidente de DG Medios y Espectáculos. Contundente, agregó que la industria estuvo “muy en baja, con altos quebrantos económicos”.