22 C
Buenos Aires
lunes 12 de abril de 2021
Cursos de periodismo

La cuarentena ecónomica puede durar todo el año

Después del escandaloso caos estatal en el pago de jubilaciones y planes sociales el viernes pasado, y el no menos escandaloso régimen de compras centralizado de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social destapado en las últimas horas; la ciudadanía perpleja, al menos debería celebrar que por ahora el Gobierno no se disponga, como amagó, a estatizar todo el sistema de salud en el país.

¿Alguien puede imaginar lo que pasaría si una sola oficina del Gobierno decidiera la compra de todos los insumos médicos críticos que ahora se necesitan, después de observar el caso de la compra de alimentos que hoy golpea al ministro Daniel Arroyo? Una operación de compra estatal sospechosa que llegará pronto a la Justicia, pero que se realizó con las mismas reglas y métodos cerrados de sobreprecios, cartelización e intermediarios con las que el Estado administra sus compras hace años y en casi todas sus reparticiones.

La paradoja del caso es que, esta vez la perdiz saltó porque, siguiendo los eufemismos, el Gobierno terminó cocinado en su propia salsa. Todo saltó gracias a que el Gobierno, al comprar de emergencia y en grandes volúmenes, tuvo que pagar precios de mercado real además de los sobre precios. Valores muy por encima de los precios máximos que rigen para el comercio minorista.

cronista.com  (www.cronista.com)