La delincuencia golpea a los funcionarios macristas

Algunos funcionarios macristas han sido víctimas en los últimos meses de episodios delictivos que, en algunos casos, deslizan «mensajes mafiosos» de diversa índole. La gobernadora María Eugenia Vidal, su ministro Federico Salvai, y los intendentes Martín Yeza, Julio Garro y Diego Valenzuela fueron algunos de ellos.

En el caso de Vidal, el hurto lo sufrió en su despacho y fue alertado por personal de limpieza, que encontró a dos policías bonaerenses que revisaban cajones y documentos de la gobernadora y de su mano derecha, Soledad Borsani. En ese episodio, el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, presentó una denuncia contra los uniformados.


El ministro de Gobierno de la funcionaria bonaerense, Federico Salvai, también fue víctima de un robo, cuando delincuentes entraron a su vivienda ubicada en La Plata. Dos desconocidos quisieron violentar la puerta delantera de la casa y, ante la imposibilidad de abrirla, subieron al techo e ingresaron por un patio trasero.