19.9 C
Buenos Aires
jueves 13 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

La demanda que podría lograr el fin del reconocimiento facial policial

El 9 de enero de 2020, la policía de Detroit (EE. UU.) se presentó en el barrio periférico de Farmington Hill y arrestó a Robert Williams en la entrada a su casa delante de su esposa e hijas pequeñas. Williams, un hombre negro, estaba acusado de robar relojes de la tienda de lujo Shinola. Pasó la noche en la cárcel.

Durante el interrogatorio, un policía le mostró a una foto de un sospechoso. Su respuesta, como le contó a la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), fue negarlo. Williams le dijo al oficial: «Ese no soy yo. Espero que no crean que todas las personas negras se parecen». Asegura que el policía respondió: «El ordenador dice que es usted».

El arresto indebido de Williams, que se hizo público por The New York Times en agosto de 2020, se basó en una mala coincidencia del sistema de reconocimiento facial del Departamento de Policía de Detroit. Desde entonces se han hecho públicos dos casos más de detenciones equivocadas. Ambos también son hombres negros y ambos han emprendido acciones legales.

technologyreview.es  (www.technologyreview.es)