martes 17 de julio

La deuda de sueño de los argentinos

La vida de dos comunidades tobas de Formosa, una con acceso a luz eléctrica y otra no, fueron estudiadas por científicos de las universidades de Quilmes, Washington, Yale y Harvard. La investigación detectó cambios en los patrones de sueño según las estaciones del año. También develó que cada día los pobladores que vivían sólo con luz natural dormían entre 45 minutos y una hora más. El informe se tituló Journal of Biological Rhythms y se publicó en 2015.

Sufrimos una carencia de sueño de dos a tres horas desde que Thomas Edison inventó la bombilla de luz, acentuada por las condiciones de la sociedad contemporánea, y los especialistas sostienen que un sueño deficiente es un factor de riesgo para la salud física y psíquica, agravado en ciertos grupos etarios como los adolescentes.


Por otro lado, un estudio publicado en 2017 por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina demostró que el 14,8% de los argentinos duerme menos de 6 horas por día. Un 14,2% manifestó una mala calidad del sueño y un 22% una somnolencia diurna.

Daniel Cardinali, doctor en Ciencias Biológicas e investigador de la medicina del sueño en la Universidad Católica Argentina (UCA) y el CONICET, dice que “un sueño diario deficiente es un factor de amplificación de los problemas relacionados con la salud tales como los trastornos psicológicos, la mala alimentación, el sedentarismo y la enfermedad cardiovascular”.

Dejar un comentario