La disparatada historia de cómo Barron Trump fue icono de la moda durante 48 horas

Esta rocambolesca historia empieza con un mensaje en Twitter, como arrancan la mayor parte de los mejores (y peores) episodios de la era de Internet. La cuenta oficial de la política ultraconservadora estadounidense Sarah Palin (exgobernadora republicana de Alaska) tuitea: «Bien por ti, Barron», y enlaza una noticia de la propia web de Sarah Palin con este titular: «Barron Trump agota una camiseta de J.Crew EN CUESTIÓN DE HORAS». En el texto de la información, que cita al Daily Mail y al Washington Examiner, se da cuenta del fenómeno. Palin tiene 1,5 millones de seguidores. Es cuando la noticia empieza a tomar potencia.

Hace un par de días el hijo de Donald y Melania Trump, Barron, de 11 años, se trasladaba a vivir definitivamente a la Casa Blanca después acabar el curso escolar. Es el primer niño que vive en la residencia oficial desde John F. Kennedy Jr en 1963. En el camino a la residencia, mientras su padre va vestido con su habitual traje y corbata (esta vez no roja sino azul) y su madre lleva ropa más informal, el niño llama la atención por su aspecto desenfadado coronado por una camiseta festivalera gris y azul de la firma estadounidense J.Crew con la frase «The expert» (El experto).