17.1 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

La doble urgencia del peronismo: pausar la interna y ordenar una campaña caótica

Ocurrió en torno a la mesa oval del Salón de los Escudos, en los dominios de Eduardo «Wado» De Pedro en el Ministerio del Interior, justo debajo de la oficina que en el primer piso ocupa Juan Manzur. Fue un pacto para dejar atrás la semana que el Frente de Todos vivió en peligro y, aun con heridas y recelos a flor de piel, y tratar de recuperar la dinámica frentodista para encarar la campaña electoral.

Los caballeros de la mesa oval fueron, además del anfitrión De Pedro, el debutante Manzur, Axel Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner, Gabriel Katopodis, el flamante jefe de Gabinete bonaerense Martín Insaurralde y otro nuevo-viejo jugador, Aníbal Fernández, ministro de Seguridad que se sentó en el comando electoral. La cumbre fue este martes en Casa Rosada, a 48 horas de inicio de la campaña para el 14-N, que por ley arranca el jueves 30 de septiembre.

Todo opera, en estas horas, sobre dos grandes y urgentes ilusiones peronistas. Por un lado, poner en pausa la interna que se desató el atardecer del 12 de septiembre cuando las mesas testigo dinamitaron la fantasía de una victoria que se instaló con las boca de urna de Roberto «TIto» Bacman, y atravesó 56 horas incendiarias, entre la renuncia de De Pedro a las 13.55 del miércoles 15 hasta que, carta vicepresidencial de por medio, a las 22.23 del viernes se anunció el nuevo gabinete.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)