La enfermedad que a veces se confunde con alzhéimer (y que se puede tratar)

Cuando John Searle comenzó a caerse y a perder la memoria, pensó que eran los primeros signos de demencia.

Pero resultó que padecía una enfermedad rara, y a menudo no diagnosticada, llamada hidrocefalia de presión normal.

La buena noticia es que es tratable.

Pero hace tan solo unos años, pensó que su vida había terminado.

Su cuerpo había dejado de funcionar lentamente.

Tenía problemas para caminar, se caía constantemente, tenía mala memoria a corto plazo y, a los 69 años, sufría de incontinencia.