6.8 C
Buenos Aires
miércoles 28 de julio de 2021
Cursos de periodismo

La estéril táctica nixoniana de Joe Biden hacia Rusia y China

Hace 50 años el presidente Richard Nixon, en Guerra Fría con la Unión Soviética, anunció el fin de las hostilidades contra la República Popular de China (RPCH) con la intención de aprovecharse de las discrepancias entre los dos gigantes socialistas. Lo consiguió. Mao Zedong decidió unirse al «imperialismo descendente» de EEUU para juntos derribar al «social imperialismo ascendente», la URSS, la principal amenaza para la clase obrera mundial. Años después, Jimmy Carter derogaba el tratado de defensa de EEUU con Taiwán para reconocer a la RPCH como el único gobierno legítimo de China. Sin embargo el final de la URSS en 1991, en vez de engrandecer a EEUU, convirtió a China en el mayor motor del crecimiento económico global.

Hoy Joe Biden, consciente de que no puede cometer el mismo error que Barak Obama en 2014, de ir a por China y a por Rusia de forma simultánea, planea aplicar la «táctica de Nixon»: i) romper la alianza entre Moscú y Beijing, ii) dejar de acosar a Rusia, para iii) ir a por China con todo sus fuerzas y medios.

«Si no hacemos nada, nuestros días como superpotencia dominante pueden estar terminando«, advirtió el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer.

rebelion.org  (rebelion.org)