27.2 C
Buenos Aires
jueves 21 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

La factoría de ministros del nuevo régimen talibán

Es 11 de septiembre por la mañana y en la madrasa (escuela coránica de estudios superiores) Haqqania, a 50 kilómetros de Peshawar (Pakistán) y a 100 de Afganistán, se respira cierta satisfacción y orgullo en los despachos. Un puñado de los 33 miembros del nuevo Gobierno talibán han pasado por este campus. Y eso es interpretado como una victoria, aunque la normalidad académica no se altera. Son ocho o nueve ministros, calcula Rashid Ul Haq, uno de los responsables de la institución islámica y nieto del fundador. Entre los exalumnos, el ministro del Interior, Sirajuddin Haqqani, líder de la red Haqqani, el ala más radical del grupo, por quien Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares.

“Estamos satisfechos con el liderazgo talibán” y con “su victoria en el campo diplomático y en el campo de batalla”, comenta Ul Haq, que destaca la “experiencia” y “talento” de los ministros en un despacho de estas instalaciones levantadas en la localidad paquistaní de Akora Khattak. Al mismo tiempo se muestra “sorprendido” de que Washington haya negociado en Qatar durante meses con un grupo en el que algunos de sus miembros continúan en la lista negra por terroristas. Por eso entiende que Estados Unidos está incumpliendo lo pactado. “Los talibanes no son los talibanes sin los Haqqani” e importantes países como Rusia, China o Pakistán les respaldan, añade.

elpais.com  (elpais.com)