La familia multimillonaria detrás de Samsung, el mayor (y más atribulado) fabricante de teléfonos del mundo

Lee Kun-hee tiene 73 años y es el hombre más rico de Corea del Sur.

Es el dueño del chaebol (en español, «negocio familiar») más importante del país, más conocido fuera de sus fronteras por ser el mayor vendedor de smartphones del mundo: Samsung.


En la nación asiática, la empresa también construye barcos, casas, hoteles y hospitales, comercializa seguros de vida y gestiona parques temáticos y canchas de golf.

Según Bloomberg, controla el 17% de su Producto Interno Bruto (PIB).