17 C
Buenos Aires
domingo 9 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

La fascinante burbuja de los NFT

Llevo un tiempo siguiendo con curiosidad el asunto de los NFT. Pero desde la subasta por el equivalente a unos 65 millones de euros de Todos los días: los primeros 5.000 días de Beeple lo sigo más bien con una mezcla de fascinación y terror. Un poco como cuando ves que va a ocurrir un accidente pero no puedes dejar de mirar. Y es que creo que alguien va a acabar haciéndose daño. Aunque al mismo tiempo creo que los NFT bien usados tienen un enorme potencial para que las personas que crean obras de cualquier tipo puedan ganar dinero con ello. Eso sí, como digo siempre, cuando Apple sacó el iPod original crfeí que se habían equivocado de cabo a rabo e iban a terminar con la empresa. Así que no me hagáis mucho caso. O sí. Caveat emptor y tal. Aunque yo no os quiera vender nada.

Empecemos por el principio: ¿qué es un NFT? Viene de las siglas en inglés de token no fungible. Que para entendernos es como una especie de certificado digital de originalidad que se puede asociar a cualquier ítem digital. No tiene por qué ser una imagen, que es lo que más se ve últimamente. Puede ser un vídeo, música, un texto… en general cualquier cosa que esté en formato digital; incluso puede ser una foto o un escaneo de una obra que ha sido creada en el MundoReal™. Está basado en tecnología blockchain, por lo general en la de Ethereum, aunque hay otras opciones más minoritarias. Pero a diferencia de las criptomonedas cada NFT es único, de ahí que pueda servir como prueba de autenticidad. Es como si en el MundoReal™ tienes un Banksy que además de firmado por él va acompañado por un certificado de Pest Control que lo autentifica. Un NFT tiene además la ventaja de permite seguir su historial de transacciones asociado ya que estas quedan guardadas automáticamente.

microsiervos.com  (www.microsiervos.com)