29.1 C
Buenos Aires
lunes 25 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

La fórmula de la unidad desigual: Alberto «peronizó» el gabinete, pero Cristina mantuvo su poder

La carta que Cristina Kirchner publicó el atardecer del jueves puede leerse, 24 horas más tarde, como una premonición. O, con realismo político, como un menú de condiciones que un día más tarde Alberto Fernández aceptó en todos sus renglones: Santiago Cafiero fue desplazado de la jefatura de Gabinete, cargo en el que el lunes asumirá el gobernador de Tucumán Juan Manzur, una pieza que los Fernández analizaron juntos en la cena del último martes, ante del estallido frentodista.

La instantánea de la noche del viernes, luego de horas de negociaciones y tironeos, drenó en una fórmula desigual de la unidad. Decidido a preservar el FdT, Fernández atendió las demandas y sugerencias de su vice: no solo corrió a Cafiero y nombró a Manzur, sino que además consiguió que Juan Pablo Biondi -a quien le dedicó varios párrafos incendiarios- dejara la vocería. Como coronación, su hombre en la Casa Rosada, De Pedro fue confirmado como ministro del Interior a pesar de su renuncia intempestiva el último miércoles.

«Wado» fue, durante el viernes, el negociador de la vicepresidenta mientras Cafiero fue el interlocutor que puso el Presidente. En el cierre del acuerdo, perdió Felipe Solá porque su cargo en la Cancillería, Fernández lo reclamó para contener en el gabinete a su ministro más cercano.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)